Se encuentra usted aquí

Publicado en: 02/02/2015

Las enfermedades no transmisibles causan 16 millones de muertes prematuras cada año

imprimirimprimir 
  • Facebook
OPS/OMS

 La Organización Mundial de la Salud (OMS) llama a los gobiernos a realizar acciones urgentes para reducir la carga de enfermedades no transmisibles (ENT), y evitar que 16 millones de personas mueran cada año en el mundo en forma prematura -antes de los 70 años-, a causa de enfermedades cardíacas y pulmonares, accidentes cerebrovasculares, cáncer y diabetes, según un nuevo informe de la OMS. El reporte destaca el plan de reducción de contenido de sal en los alimentos que lleva adelante Argentina.

"La comunidad mundial tiene la oportunidad de cambiar el curso de la epidemia de enfermedades no transmisibles", aseguró la directora general de la OMS, Margaret Chan, quien lanzó hoy el informe de la Situación Mundial de las Enfermedades no Transmisibles 2014. "En 2015, todos los países necesitan establecer objetivos nacionales e implementar acciones rentables. Si no lo hacen, millones de vidas se seguirán perdiendo demasiado pronto", afirmó.

El informe sostiene que la mayoría de las muertes prematuras por ENT son prevenibles. De los 38 millones de vidas perdidas por ENT en 2012, 16 millones o 42% fueron prematuros y evitables. Las muertes prematuras por ENT pueden reducirse significativamente mediante políticas gubernamentales que disminuyen el consumo de tabaco, el consumo nocivo de alcohol, que promueven los alimentos saludables y la actividad física, y la entrega de asistencia sanitaria universal.

En el caso de Argentina, el informe resalta que el plan “Menos sal, más vida” logró una reducción del 25% en el contenido de sal en el pan, gracias a una política impulsada por el Estado nacional con la activa participación del sector privado. Otros países de la región también promueven la reducción del consumo de sal en alimentos envasados y el pan. La reducción de sal es reconocida como la intervención más costo-efectiva para prevenir a nivel de la población la hipertensión arterial, el principal factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El informe de la OMS aporta la base para supervisar la aplicación del plan de acción mundial para la ENT 2013-2020, destinado a reducir el número de muertes prematuras por ENT en un 25% para 2025. Asimismo, el estudio pide más medidas que deben adoptarse para frenar la epidemia, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos, donde las muertes por enfermedades no transmisibles están superando las causadas por enfermedades infecciosas. Casi tres cuartas partes de todas las muertes por enfermedades no transmisibles (28 millones), y el 82% de los 16 millones de muertes prematuras, se producen en países de ingresos bajos y medianos.

Las ENT causan pérdidas millonarias. La OMS calcula que el costo de reducir la carga mundial de las enfermedades no transmisible es de US $ 11.2 billones al año: una inversión anual de US$ 1-3 por persona.

El informe incluye intervenciones de alto impacto y rentables recomendadas por la OMS, como la prohibición de todas las formas de publicidad del tabaco, políticas de “mejor compra”, la sustitución de las grasas trans por grasas poliinsaturadas, la restricción o prohibición de la publicidad del alcohol, la prevención de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, la promoción de la lactancia materna, la implementación de programas de sensibilización pública sobre la dieta y la actividad física y la prevención del cáncer de cuello uterino mediante el cribado o tamizaje. Muchos países ya han tenido éxito en la implementación de estas intervenciones para cumplir los objetivos globales sobre las ENT, establecidos en 2011 durante una Asamblea General de la ONU.

Más información

Añadir nuevo comentario