Se encuentra usted aquí

Publicado en: 01/04/2019

Salud Universal: para todas y todos, en todas partes | Día Mundial de la Salud 2019

imprimirimprimir 
  • Facebook
Rafaela de Oliveira

El Día Mundial de la Salud se celebra el 7 de abril, y este año marca el final de las celebraciones del 70 aniversario de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En la región de las Américas, estas celebraciones se enmarcaron en el tema "Salud universal: para todos y para todos, en todas partes". El objetivo de la 'salud universal' es asegurar que todas las personas tengan acceso, sin discriminación, a servicios integrales de calidad, sin enfrentar dificultades financieras. Para lograr esto, es necesario definir e implementar políticas y acciones multisectoriales para abordar los determinantes sociales de la salud y promover el compromiso de toda la sociedad con la salud y el bienestar. Por lo tanto, la salud universal no se trata solo de garantizar que todos estén cubiertos, sino de que todos tengan acceso a la atención cuando la necesiten, dondequiera que estén.

La fecha se celebra después de la Conferencia Mundial de Atención Primaria de Salud de 2018 en Astana y antes de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Cobertura Universal de Salud que se celebrará en Nueva York en septiembre de 2019. Ambos eventos tienen como objetivo discutir estrategias centradas en la Papel clave de la atención primaria de salud (APS) para avanzar hacia la salud universal. En las Américas, esta campaña se centra en la equidad y la solidaridad, abordando las barreras al acceso a la salud y los servicios de salud.

Salud universal: la sociedad unida para garantizar la salud de todos

Como expresión de "Salud para todos" en el siglo XXI, para lograr una cobertura universal, es necesario involucrar a los sectores de la sociedad para combatir la pobreza, la injusticia social, las brechas educativas y las condiciones de vida precarias, entre otros factores. En este contexto, todos tienen un papel que desempeñar, como estimular el debate y contribuir al diálogo sobre políticas de salud pública.

Los tomadores de decisiones pueden:

  • Participar en discusiones estructuradas con diversas partes interesadas en la comunidad que se ven afectadas y son esenciales para garantizar la salud universal;

  • Escuche las demandas, opiniones y expectativas de la población sobre temas de salud universal para mejorar las respuestas políticas. Es posible, por ejemplo, consultar a la población con encuestas;

  • Colabore con organizaciones comunitarias y defienda la salud universal para explorar soluciones viables.

  • Los profesionales de la salud pueden:

  • Discutir políticas intersectoriales para asegurar la disponibilidad, accesibilidad, relevancia y competencia de los recursos humanos para la salud universal;

  • Discuta las necesidades de los equipos de trabajo interprofesionales, preparados y motivados para satisfacer las necesidades de salud de las personas, dondequiera que vivan;

  • Alzar las voces para que los trabajadores de la salud puedan tener un trabajo estable y decente, ya que esto fortalece tanto el sistema de salud como el desarrollo socioeconómico del país;

  • Crear movimientos que promuevan acuerdos de alto nivel entre los sectores de educación y salud para lograr estándares de calidad en la capacitación de profesionales de la salud, basados ​​en las necesidades específicas de la comunidad;

  • Defender que la perspectiva de género sea incorporada en los nuevos modelos organizativos y en la contratación en servicios de salud.

Las personas y las comunidades pueden:

  • Ejercer el derecho a la salud y organizar movimientos nacionales hacia la salud universal;

  • Comunicar necesidades, opiniones y expectativas a los responsables políticos, políticos locales, ministros y otros representantes de la población;

  • Ser escuchado a través de las redes sociales para garantizar que las necesidades de salud de la comunidad y otras necesidades se tengan en cuenta y se prioricen a nivel local;

  • Invitar a las organizaciones de la sociedad civil para ayudar a hacer conocer las necesidades de la comunidad a los responsables políticos;

  • Compartir experiencias con los medios de comunicación;

  • Organice actividades como foros de discusión, debates sobre políticas, conciertos, marchas y entrevistas para brindar a las personas la oportunidad de interactuar con representantes sobre el tema de la salud universal a través de los medios de comunicación.

  • Abogar por que los gobiernos implementen estrategias que motiven a los equipos de salud, con incentivos económicos, desarrollo profesional y medidas de calidad de vida para movilizarlos y permanecer en áreas remotas y abandonadas.

Los medios de comunicación pueden:

  • Destacar iniciativas e intervenciones que ayuden a mejorar el acceso a servicios de calidad y protección financiera para individuos y comunidades;

  • Mostrar el difícil acceso a los servicios de salud que las personas necesitan;

  • Hacer que los responsables políticos y los políticos rindan cuentas de sus compromisos con la salud universal, centrándose en las fortalezas, debilidades y nuevos desafíos que deben enfrentar (como el aumento de las enfermedades crónicas no transmisibles o el envejecimiento de la población);

  • Crear plataformas para el diálogo entre los beneficiarios, las comunidades, sus representantes políticos y los responsables políticos, a través de debates, entrevistas y programas de radio, por ejemplo.

Fotos/Ilustraciones: 

OMS

Añadir nuevo comentario