Se encuentra usted aquí

Publicado en: 30/11/2018

4ª Reunión General de la RETS: las diferentes caras del trabajo de los técnicos en salud en América Latina

imprimirimprimir 
  • Facebook
Julia Neves - EPSJV/Fiocruz

En los 20 países que integran la Red Internacional de Educación de Técnicos en Salud (RETS), cuya secretaría ejecutiva tiene su sede en la Escuela Politécnica de Salud Joaquim Venâncio (EPSJV/Fiocruz), hay grandes diferencias en relación a las características de las instituciones que son responsables de la formación de los técnicos en salud, así como son distintas las modalidades y los grados de enseñanza ofrecidos para esos profesionales. Estas múltiples experiencias de formación y trabajo, con énfasis en la atención primaria a la salud (APS), fueron mostradas en la 4ª Reunión General de la RETS, realizada del 12 al 14 de noviembre, en Río de Janeiro, concomitantemente a la 4ª Reunión Ordinaria de la Red de Escuelas Técnicas de Salud de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP-RETS). La misión de la RETS es promover la articulación entre las instituciones y organizaciones que participan en la formación y cualificación del personal técnico en el campo de la salud en los países en las Américas, África, Asia y Portugal.

Divididos en dos grupos - América Latina y RETS-CPLP -, los participantes hicieron pequeñas presentaciones sobre la APS y el trabajo de los técnicos en salud en sus respectivos países, seguido de reflexiones sobre formas de cooperación y de fortalecimiento de la Red. Según la coordinadora de la Cooperación Internacional de la EPSJV/Fiocruz, Ingrid D'avilla, la RETS identificó a lo largo de su existencia la falta de reconocimiento profesional y la invisibilidad política de la categoría de los técnicos en salud en la formulación de políticas y acciones gubernamentales. "A pesar de iniciativas como los proyectos Mercosur I y II - dos investigaciones realizadas en conjunto por instituciones en Brasil, Uruguay, Argentina y Paraguay -, permanece la dificultad de construir una definición regional o incluso global para la expresión 'técnicos en salud' , en especial por la diferencia histórica que existe entre los países involucrados sobre el nivel educativo en que tal formación se realiza ", subrayó.

En el ámbito de la RETS, el técnico en salud es considerado aquel que ejerce actividades técnico-científicas en el sector, desde las que son realizadas por los auxiliares y agentes comunitarios de salud hasta las que son desarrolladas por técnicos de nivel superior. "Poseemos muchas diferencias relativas a la oferta profesional, pasantías y relación público-privada. Pero tenemos en común, también, la cuestión de la baja remuneración y la insuficiencia de recursos que incluye la propia fuerza de trabajo, además de la falta de integración institucional ", apuntó Carlos Maurício Barreto, subdirector de Enseñanza e Información de la EPSJV/Fiocruz, que añadió: "Todo esto aumenta la necesidad de asociaciones de cooperación. Si estamos aquí, es porque esa forma de trabajo puede contribuir a superar las diversas desigualdades. Un hecho que nos une es la valorización que todos nosotros hacemos de los procesos de formación. La gente cree que la calificación es una dimensión esencial para superar los diversos obstáculos que presentamos ".

Experiencia brasileña

La presentación de Brasil quedó por cuenta de Marília Tolentino, de la Secretaría de Gestión del Trabajo y de la Educación en la Salud (SGTES) del Ministerio de Salud, que habló sobre la Red de Escuelas Técnicas del Sistema Único de Salud (RET-SUS). Según ella, la Red está consolidada como referencia en Brasil para la formación profesional de nivel medio en el área de salud y presenta relevante contribución para el desarrollo de procesos de formación profesional de los trabajadores del SUS, sea por medio de cursos de Formación Inicial y Continuada (FIC), técnicos o post-técnicos, en la perspectiva de la Política Nacional de Educación Permanente en Salud (PNEPS). "Las Escuelas Técnicas y Centros Formadores integrantes de la RET-SUS son instituciones públicas que buscan atender las demandas locales de formación, prioritariamente de los trabajadores de nivel medio que ya actúan en los servicios de salud del SUS. En total, tenemos 42 ETSUS en el país ", destacó.

Marília apuntó que, en Brasil, la Atención Básica es desarrollada con el más alto grado de descentralización y capilaridad, ocurriendo en las Unidades Básicas de Salud (UBS) que se instalan cerca de donde las personas viven, trabajan y estudian. Explicó que desempeñan un papel central en la garantía de acceso a una atención a la salud de calidad para la población. "Una de las acciones desarrolladas en la Atención Primaria es la Estrategia Salud de la Familia (ESF) que está vinculada a la UBS, y tiene como objetivo intervenir en los factores que plantean la salud en riesgo, como falta de actividad física, mala alimentación, uso de tabaco, entre otros, explicó, agregando que la Atención Primaria cubre el 65,57% de la población brasileña.

Marília relató que en Brasil los equipos multiprofesionales de la ESF están formados por médico, enfermero y hasta tres trabajadores de nivel medio: los Auxiliares o Técnicos de Enfermería, que hacen curativos, recolección de material para exámenes y lavado, administran medicamentos y vacunas, preparan y esterilizan materiales y otras actividades reguladas para el ejercicio de la profesión; los Agentes comunitarios de salud (ACS), responsables de las visitas domiciliarias, en las que se realiza el monitoreo de la situación de las familias e individuos del territorio, con especial atención a las personas con agravios, y el encaminamiento a la unidad de salud de referencia, cuando sea necesario ; y los Auxiliares y Técnicos en Salud Bucal, que hacen la acogida del paciente en los servicios de salud bucal y coordinan el mantenimiento y la conservación de los equipos odontológicos, así como acompañan, apoyan y desarrollan actividades referentes a la salud bucal con los demás miembros del equipo, buscando aproximar e integrar acciones de salud de forma multidisciplinar.

América Latina y su diversidad

A diferencia de Brasil, la formación de los técnicos de salud en Uruguay se realiza predominantemente en cursos de nivel superior universitario que, de acuerdo con la duración, confieren títulos de licenciados, tecnólogos o técnicos. Hay todavía la formación de auxiliares, en algunos pocos casos, generalmente como salidas intermediarias. La formación de trabajadores técnicos para el área de la salud en ese país está concentrada en la esfera pública, en la Universidad de la República del Uruguay (Udelar). "En el ámbito de las tecnologías médicas hay 18 carreras reguladas, como anatomía patológica, cosmetología médica y fisioterapia, existiendo además algunas otras áreas de enfermería, odontología, psicología, nutrición y educación física", afirmó Patrícia Manzoni, directora de la Escuela Universitaria de Tecnologías Médicas (EUTM/Udelar).

En Bolivia, la APS fue implementada como política pública en 2008, con la creación del Programa de Salud Familiar Comunitaria e Intercultural (SAFIC), según Wilfredo Terrazas, de la Escuela Técnica de Salud Boliviana Japonesa de Cooperación Andina. En 2013, el programa 'Mi Salud' garantizó a la población el acceso efectivo a los servicios integrales de salud. Además de la Escuela Boliviana Japonesa, el Sistema Nacional de Formación Técnica en Salud cuenta también con la Escuela Nacional de Salud en el sector público, además de las instituciones privadas que forman los técnicos a nivel medio. "Tenemos 12 carreras de formación, con carga horaria de 2.400 horas, en las más variadas áreas, como: enfermería, nutrición, Radiografía y Salud Ambiental", definió. Y agregó: "Cerca del 40% del personal de salud del sistema público es el trabajador técnico en salud. Y existe al menos un técnico de enfermería en cada uno de nuestros tres mil establecimientos de salud ".

Gerardo Arturo Medina, director del Centro de Formación de Talento Humano en Salud del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), en Bogotá, hizo una explicación bastante detallada sobre la organización del Sistema Nacional de Salud colombiano y de qué forma los técnicos en salud se insertan en este sistema, especialmente en lo que se refiere a los equipos de APS. Subrayó varios avances realizados en el país, llamando la atención sobre el hecho de que todavía existan muchos desafíos a ser superados.

En el caso de Chile, Claudio Román, director de la División de Gestión y Desarrollo de Personas del Ministerio de Salud, destacó que el país tiene 17.574.003 habitantes, siendo el 76% o 13.397.471 personas dependientes de los servicios públicos. El modelo está centrado en la atención primaria, con foco en la salud de la familia, comunitaria e intercultural. "Tenemos urgencias primarias y puestos rurales, consultorios rurales y centros comunitarios de salud de la familia y centros de salud familiar y hospitales familiares y comunitarios, que reúnen a cerca de 18 mil técnicos en salud", destacó. La red asistencial pública cuenta también, según él, con 196 hospitales esparcidos por el país, donde actúan 36.714 técnicos en salud.

La formación técnica en Chile puede realizarse de dos formas. Los técnicos de nivel superior están formados en carreras como enfermería, odontología y farmacia, en los Centros de Formación Técnica, Institutos Profesionales y Universidades. El único técnico de nivel medio es el auxiliar paramédico, que debe tener diploma de enseñanza media y realizar alguna capacitación definida por el Ministerio de Salud.

Creación de la RETS Centroamérica

Durante la reunión de los países de América Latina, Luis Davies, de la Universidad de Costa Rica, hizo un rescate histórico de la propuesta de creación de la RETS Centro América y el Caribe, una nueva subred de la RETS. En 2014, la Escuela de Tecnologías en Salud de la Universidad de Costa Rica (ETS/UCR), que presidió la primera Secretaría Ejecutiva de la RETS, inició el proyecto. En 2016, la Universidad solicitó el apoyo de la OPS/OMS para el desarrollo, junto con la EPSJV/Fiocruz, de un taller para la creación de la subred, en el marco de la 3ª Convención sobre Tecnologías de la Salud, realizada en marzo de 2017, en Cuba. Durante ese evento, se definió un plan de trabajo que apuntaba a la necesidad de ampliar un mapeo más simplificado hecho por la UCR anteriormente.

En la actualidad, cuatro instituciones están involucradas en el proceso, además de la EPSJV/Fiocruz: Escuela de Tecnologías Médicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de El Salvador, Escuela de Tecnologías en Salud de la Facultad de Medicina de Costa Rica, Facultad de Tecnlogías en Salud de Cuba Fatesa) y Universidad de San Carlos de Guatemala. "Ahora necesitamos identificar y confirmar puntos focales para hacer efectiva la creación de la red", concluyó Luis.

Enlaces y documentos:

  • 4ª Reunión Ordinaria de la RETS-CPLP: un panorama de la formación y del trabajo de los técnicos en los países de la comunidad​ (materia)
  • As diferentes faces do trabalho dos técnicos em saúde na América Latina (matéria)
  • Añadir nuevo comentario