Se encuentra usted aquí

Publicado en: 04/10/2013

"La RETS solamente puede continuar a existir caso todos sus miembros se comprometan formalmente en ese sentido"

imprimirimprimir 
  • Facebook
Ana Beatriz de Noronha

Paulo César Ribeiro de Castro, actual director de la Escuela Politécnica de Salud Joaquim Venâncio (EPSJV/Fiocruz), que ha sido la sede de la Secretaría Ejecutiva de la Red desde 2005. El objetivo de esta entrevista es tratar de algunas cuestiones e iniciar discusiones que seguramente serán parte del temario de la 3ª Reunión General, a ser realizada en los días 7 y 8 de noviembre, en Recife, en el Nordeste de Brasil.

Cuatro años después de la 2ª Reunión General, en Rio de Janeiro, la EPSJV/Fiocruz, en su papel de Secretaría Ejecutiva de la RETS, convoca a todos los miembros de la Red para un nuevo encuentro que está vez será realizado en Recife. ¿Cómo evalúa la relevancia de estos encuentros presenciales?

En primer lugar, quiero señalar que estoy en la dirección de la EPSJV hace muy poco tiempo y que mi conocimiento sobre la RETS adviene del acompañamiento de discusiones sobre el tema en la EPSJV y, principalmente, de las recientes conversaciones que he tenido con el equipo que trabaja en la gestión diaria de la Red. Ser sede de la Secretaría Ejecutiva representa un reconocimiento del trabajo que es realizado por la Escuela en el área de formación de técnicos en salud, pero también es una gran responsabilidad .

Cuanto a la pregunta propiamente dicha, vale resaltar que las redes, por definición, solamente se establecen a través de la comunicación entre sus miembros. Es el contacto entre ellos que torna posible el intercambio de informaciones y, en algunas ocasiones, el trabajo en conjunto. La RETS reúne miembros de varios países y la comunicación entre ellos, y de ellos con la Secretaría Ejecutiva, ocurre generalmente a través de la internet o por teléfono. Este tipo de comunicación es importante si consideramos los aspectos meramente operacionales, pero no tiene la riqueza del contacto personal, de la discusión presencial.

Las reuniones, que infelizmente no pueden ocurrir con más frecuencia, son fundamentales para formar nuevos lazos entre las personas y reforzar aquellos que ya existen. En el encuentro personal, es posible intercambiar ideas de una forma más calurosa. Es muy bueno poder conocer personalmente a aquellas personas con las cuales nos relacionamos apenas por teléfono o email. Eso tiende a fortalecer la Red como una estrategia de cooperación entre las instituciones involucradas .

El objetivo de la 2ª Reunión General de la RETS fue promover discusiones sobre la consolidación de la atención primaria en la formación de los trabajadores técnicos en salud. En esta oportunidad, de acuerdo con el material de divulgación, la Reunión tiene como tema central la propia Red como espacio de producción de conocimiento y como estrategia de trabajo. ¿Cuál fue la razón para escoger este tema?

Creo que para responder a esa pregunta es necesario rescatar un poco de la historia de la Red.

La RETS fue creada en 1996 después de la realización, en 16 países de las Américas, de un estudio multicéntrico sobre la formación de los técnicos en salud. Ese estudio, coordinado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), mostró una mala situación, un escenario negativo y bastante preocupante para todos aquellos que, ya en esa época, entendían la importancia del elemento humano en los sistemas de salud.

Incentivados por la OPS, los países que estaban presentes en una reunión realizada en México para discutir resultados de la investigación decidieron crear la Red, cuya Secretaría Ejecutiva fue entregada a la Universidad de Costa Rica. Después de cinco años de trabajo la RETS fue desactivada.

En 2004/2005, la Escuela Politécnica se torna un Centro Colaborador de la OMS para la Educación de Técnicos en Salud y la OPS solicita que sea la Secretaría Ejecutiva y trabaje, con su apoyo, en pro de la reactivación de la Red que, en su segunda fase, pasa a incluir también instituciones de África de lengua portuguesa y de Portugal.

En ese momento, y con mucho esfuerzo de la EPSJV, hay un crecimiento de la Red y un fortalecimiento del trabajo en conjunto. Posteriormente es propuesta, tanto en el ámbito del Consejo Suramericano de Salud (Unasur-Salud) cuanto en la Comunidad de los Países de Lengua Portuguesa (CPLP), la creación de redes de Escuelas Técnicas de Salud y órganos de gobierno que traten del tema. En 2009, en la 2 ª Reunión General de la RETS, son creadas la RETS-Unasur y la RETS-CPLP, que pasan a funcionar como subredes de la RETS.

El caso es que, por su propia naturaleza, el trabajo en Red presenta algunas debilidades, tales como la fluidez y la fragilidad de los lazos que mantienen unidos a sus integrantes. Superar esa dificultad exige un trabajo muy intenso, ya que hay una tendencia de dispersión y extenuación de la iniciativa a lo largo del tiempo. Esto ocurre por varias razones, independientemente del esfuerzo que la EPSJV haga, como Secretaría Ejecutiva, para mantener la iniciativa.

¿A qué tipo de problemas se refiere?

Bien, creo que el principal está relacionado con la baja institucionalización de las redes y con la movilidad de las personas en las instituciones. Cada vez que hay cambios en la estructura y en los cuadros de los gobiernos, de las escuelas, de las asociaciones profesionales e inclusive de la OPS, hay una ruptura de los lazos existentes y nosotros tenemos que recomenzar desde cero. Ese es un trabajo que no tiene fin y que es muy desgastante. El personal que trabaja directamente con la Red tiene un ejemplo que es paradigmático. Una vez fueron necesarios más de tres meses para finalizar el proceso de ingreso de un Ministerio suramericano en la RETS. La semana siguiente, debido a elecciones y, consecuentemente, cambios en la estructura de gobierno, nuevas autoridades fueron nombradas y los tres meses de trabajo fueron perdidos.

Si eso sucediese apenas con un miembro u otro, creo que tendríamos condiciones de vencer ese desafío, pero no es así. Esto ocurre todo el tiempo y, por más que tengamos un equipo que trabaja con dedicación exclusiva para la RETS y sus subredes, no conseguimos dar cuenta de todos los cambios que acontecen y sobre los cuales, muchas veces, ni siquiera tomamos conocimiento.

Otra cuestión delicada es que la formación y el trabajo de los técnicos en salud recibe una atención bastante variada en los países que integran la Red. Algunos le dan más importancia al tema y eso nos favorece. En otros, entretanto, esa área aún no está establecida o queda relegada a un segundo plano, lo que dificulta mucho nuestro trabajo.

¿Usted piensa que la Reunión resolverá ese problema?

No es cuestión de resolver el problema. La idea es hacer con que todos reflexionen un poco sobre la Red y sobre su propia responsabilidad en la iniciativa. Hoy la RETS está pasando por un momento de gran fragilidad a pesar de tener una revista trimestral y un sitio web y de estar representada en varios foros reales y virtuales. Esa fragilidad reduce mucho el potencial de la Red como una estrategia de cooperación y trae a todos una cierta frustración.

Lo que nosotros esperamos es que esa reunión pueda decidir, inclusive, la viabilidad de la iniciativa, pues sin mayor comprometimiento de las personas y de las instituciones, el trabajo pierde su sentido. Hoy, la OPS, que incentivó la creación y, posteriormente la reactivación de la RETS, está bastante alejada del trabajo y ese es un problema serio para nosotros. También es necesario que los países miembros de la Unasur y de la CPLP, que sugirieron y aprobaron la creación de las subredes, nos den más apoyo en la institucionalización de los procesos. Es decir, cada uno necesita poner de su parte y creo que eso es lo que tenemos que discutir en esta reunión.

La EPSJV viene intentando mantener la iniciativa y no es fácil. Nosotros tenemos, en el ámbito de la Coordinación de Cooperación Internacional, ejercida por Grácia Gondim, un equipo de tres personas enteramente dedicado a la RETS, además de otros trabajadores, del área administrativa, de comunicación y de TI, que dedican un gran tiempo de su trabajo a la Red. Esto, juntamente con la impresión de la revista y el trabajo continuo de traducción, entre otras cosas, representa un gasto muy grande para la Escuela y para el Ministerio de Salud de Brasil, que provee los recursos que necesitamos. Nosotros lo hacemos porque creemos en la Red como una herramienta importante para la mejoría de la formación de los trabajadores técnicos del área de la salud y, más que eso, porque creemos que es fundamental para el fortalecimiento de los sistemas nacionales de salud. La cuestión es que no podemos trabajar de forma aislada, sin la colaboración de los demás miembros. Como dije antes, la RETS solamente puede continuar a existir caso todos sus miembros se comprometan formalmente en ese sentido.

De nada vale aprobar un plan de trabajo en la Reunión y no llevarlo a sus instituciones ni discutir el asunto internamente. Nosotros tenemos una herramienta increíble en manos, pero necesitamos decidir lo que vamos a hacer con ella.

¿Cómo son establecidos los Planes de Trabajo de la Red y de sus subredes?

Bueno, el Plan de Trabajo de la RETS-CPLP es elaborado con base en las directrices establecidas por el Plan Estratégico de Cooperación en Salud, firmado por los países en 2009 y que aún está vigente. En el caso de la RETS-Unasur, nosotros nos basamos en el Plan Quinquenal diseñado por el organismo. Esto es fundamental ya que las redes no existen por existir, son estrategias de trabajo capaces de potencializar, a través del intercambio y del trabajo colaborativo, el conocimiento producido por cada uno de sus miembros en busca de un objetivo mayor.

En el caso de la RETS, el plan de trabajo es definido de acuerdo con los objetivos de su reglamento.

¿Qué propone la EPSJV, como Secretaría Ejecutiva de la RETS, para esos planes de trabajo?

En verdad nosotros a penas diseñamos una propuesta a ser presentada y discutida por todos los miembros presentes en el encuentro. Esa discusión horizontal es una característica del trabajo en la Red. No podemos imponerle nada a nadie. Además uno de los temas de la reunión es la definición de la institución que será sede de la Secretaría Ejecutiva de la RETS y de sus subredes durante los próximos años.

Nuestra idea, entretanto, es proponer un plan de trabajo simple y factible. Creemos que la Red debe concentrar sus fuerzas en proyectos que retomen su objetivo central y original, que es funcionar como espacio de producción y diseminación del conocimiento en el área de formación y del trabajo de los técnicos en salud.

Además, insistiremos en la necesidad de perfeccionar el sistema de comunicación de la red con la finalidad de ampliar el intercambio de información entre los miembros y el público en general, a través de nuestro sitio web, de la revista y de las redes sociales. La comunicación, entretanto, no puede ser un fin de por sí. Debe estar al servicio de los intereses de la Red, divulgando lo que los miembros hacen y publican, trayendo temas de interés para que sean discutidos por todos y diseminando datos y conocimientos capaces de enriquecer nuestro trabajo y fomentar las acciones de cooperación técnica en el ámbito de la Red y entre los miembros que tengan temáticas en común.

En su opinión, ¿de qué forma la red viene contribuyendo para dar visibilidad al trabajo de los técnicos en salud?

Tradicionalmente, en el mundo entero, hay una cierta desvalorización del trabajo técnico, que refleja una concepción ultrapasada que ve el quehacer y el pensar de forma separada y con diferentes grados de importancia. Nosotros defendemos y luchamos por la consolidación de una visión más integrada del técnico como un trabajador que ejecuta, pero que también piensa sobre su trabajo y sobre el sistema en el que está inserido, proponiendo los cambios necesarios. Esa es la discusión que buscamos traer a la sociedad. ¿Qué tipo de técnico debemos formar para que los sistemas de salud sean más eficaces y eficientes y que, primordialmente, atiendan a las necesidades del conjunto de la población?

¿En qué medida eso puede influenciar a los formuladores de políticas públicas para los sectores de la salud, del trabajo y de la educación?

A pesar de que el famoso Informe Mundial sobre Recursos Humanos, publicado por la OMS, en 2006, reafirma la importancia de esos trabajadores, que representan la mayoría de la fuerza de trabajo del sector, las atenciones aún están dirigidas principalmente hacia la formación de médicos y enfermeros.

La Red consigue llevar la voz de los técnicos en salud, independientemente de su grado de formación - superior, medio o elemental, dependiendo de los países - a algunos espacios institucionales y foros de discusión importantes. Ni siempre el resultado de nuestro esfuerzo puede ser visto inmediatamente, pero continuamos luchando incansablemente para que las autoridades y, en algunas ocasiones los propios trabajadores técnicos de salud, comprendan mejor su papel.

Usted habló sobre los propósitos de la reunión de noviembre. ¿Qué diría sobre la programación de la reunión y sobre los resultados esperados?

Bien, la idea es comenzar el encuentro el día 7 con una ponencia seguida de debate. Para tal ya confirmamos la presencia del ex presidente y actual coordinador del Centro de Relaciones Internacionales de la Fiocruz, Paulo Buss, que participó directamente de la creación de la RETS-CPLP y de la RETS-Unasur. En este mismo día, durante la tarde, tendremos dos actividades. En un primer momento, una breve informe sobre las actividades de la Secretaría Ejecutiva y el lanzamiento del nuevo sitio web de la Red. En seguida, una mesa redonda, para la cual ya confirmamos la presencia de Mónica Padilla, de la OPS/OMS, que discutirá los principales problemas que estamos enfrentando con la expectativa de ayudarnos a diseñar algunas estrategias para afrontar estas dificultades.

El día 8, por la mañana, tendremos las reuniones específicas de cada subred (RETS-Unasur y RETS-CPLP). Durante la tarde, en la plenaria final, será discutido el plan de trabajo de la RETS y realizada la elección de la nueva sede de la Secretaría Ejecutiva de la Red para los próximos cuatro años, entre los miembros que se apliquen al puesto. Otro punto del programa será la discusión sobre una actualización del reglamento de la RETS y de sus subredes, que funcionan de forma semejante, pero que tienen algunas especificidades. En el caso de la RETS, eso es necesario porque algunas cosas cambiaron desde que la Red fue creada y necesitamos de un reglamento que refleje la realidad actual del trabajo. En el caso de las subredes, la idea es intentar armonizar lo que ellas tienen en común, respetando sus diferencias.

Cuanto a los resultados, nuestra expectativa es clausurar el encuentro con los planes de trabajo aprobados y los cambios en el reglamento ya definidos. Adicionalmente estamos pensando en la posibilidad de redactar un documento en defensa de la mejoría de la formación de los técnicos en salud a ser entregado a los organizadores del 3° Foro Global de Recursos Humanos en Salud, que también será realizado en Recife, del 10 al 13 de noviembre. Por primera vez la RETS estará oficialmente representada en el Foro, lo que para nosotros es una importante victoria. 

Fotos/Ilustraciones: 

Maycon Gomes

Añadir nuevo comentario